Dionne Kalafatis 

Hola, soy una english woman in Madrid. Alguien me dijo una vez que el Reiki te encuentra a ti más que tú encuentras al Reiki, y pensé: “Sí, pero sólo si estás abierta”.

Hace 11 años, había llegado a un momento de mi vida en que no podía seguir viviendo como lo hacía y busqué algo que me ayudase a cambiar. Como todo es un proceso, conocí a una kinesióloga y me pareció que esa terapia holística era un buen principio no sólo para curarme, sino también para ayudar a los demás. Entonces comencé a estudiar hasta obtener el certificado de kinesiología. Este fue mi primer contacto con las flores de Bach.

Mientras tanto, al expresar mi interés en la meditación al marido de la kinesióloga, me llevó a un templo budista donde pude aprender a meditar con los monjes. Ya conocía la meditación de mi último curso en filología hispánica donde busqué alguna técnica que me sirviese para relajarme ante ese año tan estresante de la carrera. Me sirvió tanto que supe que la meditación se convertiría en una parte muy importante de mi vida.

Ese mismo año, fui a una feria en Londres equivalente a la feria de BioCultura que tenéis aquí, con suficiente dinero como para probar dos tratamientos, y me decidí por el Reiki, ya que nunca lo había experimentado, y porque además el stand me atraía. Después de romper a llorar delante toda la gente que pasaba mientras la terapeuta me abrazaba, me sentí tan bien, tan ligera y feliz que supe que quería recibir más.

La siguiente vez el Reiki vino a través de la sobrina de la ex mujer de mi ex novio, y supe en ese momento que eso era lo que buscaba. Ese estado de paz, bienestar y relajación. De hecho, cuando fui iniciada 3 meses después, tenía la sensación de que había llegado por fin a casa. Fue entonces cuando conocí a Begoña, la directora de este centro, y decidí venirme a España para comenzar a trabajarme con ella como sigo haciendo a día de hoy.

Así que empecé a trabajarme en todo lo que forma esta escuela de Tai-chi: Formas de Tai-chi, Chi Kung (Qigong), meditación, combate y estiramientos. Además seguí con el Reiki tanto recibiéndolo como dándolo y fui iniciada en el 2º y 3º nivel hace 8 y 5 años respectivamente.

Como profesora de inglés aquí en Madrid, cuando Begoña me comentó que iba a dar un curso de terapeutas dirigido a personas, que sin ser psicólogos, trabajan con gente. No lo dudé y me apunté. En esta formación de 3 años, aprendí, entre muchas otras cosas, a cómo se realiza la entrevista psicológica, cómo se debe hablar en terapia, así como la prescripción de flores de Bach y una introducción a los biorritmos. Todo esto me ayudó a ser mejor profesora y empecé a dar Reiki a muchas más personas.

Diez años después, soy una persona muy distinta a la que empezó todo esto. El camino no ha sido fácil, pero con paciencia, cariño y mucha perseverancia, he conseguido hacer muchos de los cambios que quería. Me siento muy feliz al comprobar el fruto de este trabajo. Aunque esto no signifique que no me queden muchas cosas por trabajar. Me encantaría poder compartir esta experiencia adquirida y echar una manita a aquellos que también les gustaría hacer cambios en su vida.

Spanish English French German Italian Portuguese Slovenian

Boletín Centro SON-BU

Suscríbase a nuestro boletín y recibirá información sobre nuestros cursos y muchas otras novedades.